Uncategorized

M-commerce: ¿Cómo aplicarlo en tu empresa?

Así como ha avanzado la forma de comunicación entre las personas, ocurre la misma situación con el consumo, el mismo ha evolucionado a tal punto de que es esencial que las empresas se enfoquen en crear una estrategia de m-commerce para así permitirles potenciar sus ventas y llegar al público que vive conectado a través de un dispositivo móvil, e interactuar con ellos.

¿En qué consiste el m-commerce?

El m-commerce o comercio móvil, se basa en el comercio electrónico en el cual todos los servicios o productos de una empresa son ejecutados mediante el uso de un dispositivo móvil u otro dispositivo inalámbrico móvil.

Anteriormente, el comercio móvil estaba limitado solo a mensajes de SMS, después añadieron las campañas a email marketing, periodo en el que para realizar este tipo de compras era necesario conectarse a un computador, pues, la capacidad de los equipos móviles no eran suficientes. Luego, m-commerce fue evolucionando y en la actualidad ya es posible este proceso de compras mediante los dispositivos.

M-commerce and shopping icons set with searching banking and delivery symbols flat isolated vector illustration

Lo más relevante de esta nueva tecnología es que les facilita la vida a los consumidores, de manera que los mismos puedan adquirir los productos en el lugar y a la hora que deseen. Además podrán interactuar de forma más cercana con la marca a la que están comprando.

¿Cómo aplicar m-commerce tu empresa?

Para poder llevar acabo esta estrategia en tu empresa es necesario que te prepares lo suficiente, por ello te explicaremos 3 formas para desarrollar m-commerce en tu empresa:

1) Sin desarrollo adicional: esta opción se basa en utilizar tu sitio web tanto para e-commerce como para m-commerce. Aquí los consumidores podrán ingresar sin ningún inconveniente desde el navegador de su Smartphone. Pero debes considerar el lenguaje en el que está programado tu sitio, ya que puede que no se visualice en todos los dispositivos o que desaparezcan algunas funciones, incluso al poseer la web mucha información puede afectar la velocidad de carga.

2) Crear una versión móvil del sitio web: en esta opción nos enfocamos en la creación de una versión que esté adaptada al sitio web. De igual forma el consumidor podrá ingresar a través del navegador de su móvil. Lo positivo de esta opción es que el tiempo de carga de dicha página será mucho más rápido evitando que los usuarios se topen con problemas de visualización o desaparición de funciones.

3) Realizar una aplicación móvil: en esta última opción nos basamos en el desarrollo de una aplicación online del negocio. Aquí los consumidores a través de la descarga de la aplicación ingresarán de forma directa al m-commerce. Desde este punto se visualizará todo a la medida del dispositivo, con mejor velocidad de carga, y detallará una funcionalidad más completa facilitando el momento de efectuar una transacción.

¡Crea tu propia estrategia de m-commerce!

No olvides:

-Aprovechar las redes sociales.

– Mantente conectado siempre con tus clientes.

– Y como soporte puedes trabajar con inteligencia artificial y chatbots.

Lo primero que debe de considerar tu empresa ante esto, es que el móvil seguirá siendo protagonista en la experiencia de compra, y se consolidará como punto clave de contacto digital con los consumidores.

Para finalizar, este tipo de comercio cada vez está más arraigado y se populariza en todo el mundo. Aunque en muchos lugares se utilice esta estrategia en ritmos diferentes, posiblemente el m-commerce llegará a todas las empresas para ser algo más que una tendencia, quizás para formar parte de su requisito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *